Ricardo Matzuwa Ayon - Una Historia


Comencé a dibujar a la edad de ocho años, gracias a una tarea que nos dejo la maestra Alicia, quien me impartió 1° y 2° grados de la educación primaria. Fue en la escuela primaria DR. Jaime Torres Bodet, en la delegación Tlàhuac, D.F., donde nací; a la cual ingrese junto con mi hermano Carlos, quien tenía seis años de edad.

Dicha tarea consistía en dibujar en una hoja frutas y verduras debidamente iluminadas. Al llegar a casa le comenté a mi mama lo relativo. En la tarde después de la comida, me apuró a hacer mi tarea. Me colocó en medio de la mesa, un plato frutero con una cebolla, un plátano, un jitomate, una jícama, y dos zanahorias (parece que las estoy mirando). En seguida dibujé una a una las piezas con cierta seguridad. Fue muy emocionante ir descubriendo poco a poco que podía lograrlo; sobre todo porque las piezas tenían un acomodo especial. Después de dibujarlas, las ilumine. claro que fui el único alumno que hice una tarea así. De momento la maestra Alicia dudo que yo hubiese hecho ese trabajo.

Mi papà y mis tíos me ponían a practicar los ejercicios que se hacen antes de aprender a escribir, tales como: óvalos, rayas horizontales y verticales, rueditas y espirales. Hasta me amarraban el brazo izquierdo en la espalda, para que escribiera con la mano derecha porque yo era zurdo. Pero no recuerdo haber dibujado antes.

Cuando tenía 10 años nos vinimos a radicar a la ciudad de Tepic Nayarit, al lado de mi abuelo Epifanio. En seguida mi mamà recurrió a inscribirnos a 3° grado, a Carlos y a mí, en la escuela General Lázaro Cárdenas del barrio el ejido. De ese grupo recuerdo el nombre de muchos compañeros, pero uno de tantos es; Antonio Pérez, V. El era un ferviente admirador del héroe de las multitudes : Santo El Enmascarado de Plata ;por lo que me pidió dos o tres ocasiones que le hiciera el dibujo de la mascara y el personaje. Yo le hacia sus dibujos y me pagaba un peso Morelos cada vez; cosa que era muy emocionante por dos razones,una, poder hacer los dibujos, y la otra, recibir el pago.

Fué en la escuela primaria Miguel Hidalgo y Costilla, donde cursé los tres años restantes de mi educación primaria. Alli gozaba de prestigio por ser reconocido como uno de los mejores dibujantes de la escuela, a la que represente en un concurso estatal de dibujo cuando cursaba 5°grado.

Durante las etapas de secundaria y preparatoria,dibujé ocasionalmente , solo para cumplir con las tareas que se requerían.

Lo que màs recuerdo de la secundaria, fue la épooca en que me la pasé dibujando a la mayoría de mis compañeros y compañeras de clases de historia,civismo,química, física etc., excepto de matematicas y español, por que los maestros de esas materias, eran mas estrictos.

De la preparatoria, lo que mas recuerdo, fue un autorretrato de perfil, que hice mirándome atraves de dos espejos, para una tarea que nos dejo la maestra de ingles, que consistía en escribir mi autobiografía acompañada de fotografía o autorretrato. Fue un dibujo a lápiz que abarcaba la hoja completa ; y me salió muy bien! Yo había sido un excelente estudiante desde la infancia ;incluso fui presidente de la sociedad de alumnos de mi escuela secundaria DR. Belisario Dominguez por ser un alumno sobresaliente en todas las materias. sin embargo, después de dos prolongadas huelgas de trabajadores de la U.A.N., que se suscitaron los dos primeros dos años de la preparatoria me fue bajando el interés por estudiar cualquiera de mis dos carreras favoritas, que según mi test de orientación vocacional, eran Medicina y Arquitectura ;y egrese de la preparatoria con muy bajas calificaciones y desorientado ; de tal manera que ya no supe nada que hacer ; y decidi tomarme un descanso o mas vacaciones de un año. En seguida empese a escuchar dentro de mi, con frecuencia, una vocecilla que me preguntaba :que onda con tu vida, que piensas hacer, que vas a estudiar? En ese diàlogo interno, yo mismo me respondia : no te lo tomes tan en serio, estàs descansando y me conformaba de momento, pero no estaba en paz.

Y luego luego recordaba constantemente, con inquietud sueños y fijaciones de mi infancia. Sueños de personajes, animales y formas arquitectónicas, todo de mosaicos de colores. No sé si esos sueños venían conmigo naturalmente, o me influí de los paseos que hice con mi mamà o con mi tio al centro de la ciudad,pues nosotros vivíamos en la orilla. Y al ir en el camión o en la bicicleta con mi tio, iba mirando casas bonitas, hospitales, etc. etc. Tambien muchas veces durante la infancia, estuve en cama enfermo de catarros, gripes, oídos reventados, ataques y calenturas y creo que la combinación de medicamentos con la vision de las clínicas y casas con mosàicos y azulejos donde me atendían, me quedarn en el subconsciente y me crearon sueños alucinabntes. En la casa de México D.F. había un baul de tamaño mediano, que entre otras cosas, al esculcarlo encontré pinturas en polvo y crayones suaves de bonitos colores. .. recuerdo los verdes, azules rojo, violeta anaranjado y café; yo los usaba para colorear dibujando. A media que fui creciendo y estudiando, me preocupaba no poder expresar mis ocurrencias y fijaciones de la infancia. Sentia que tenia cualidades para el arte, pero tenia miedo.

En 1979, a la edad de 18 años, conocía Oscar Rodriguez, pintor de la ciudad de México, cerca de Puerto Vallarta, por un incidente en carretera en que el se encontraba en dificultades con su vehiculo. Nos tocó auxiliarlo mi hermano Carlos y yo. Por tal motivo nos invito a visitarlo en su domicilio de la capital. Fue hasta el invierno de 1981, en aquel periodo que decidi no estudiar, cuando visite por primera vez a Oscar. .. Toque la puerta. .. abrió Jeane la ventanita de madera. .. se asomo y me saludo Hola! ?como estas?, fue a llamarlo . . . el se sorprendió me dijo : como estas mi hermano? habrio la puerta, me abrazó y me invitó a pasar. Desde el momento en que di los primeros pasos para entrar al departamento, empecé a mirar su colección de cuadros,sus esculturas y muchas cosas que rodean a un artista. En ese momento me sentí invadido por una vibra diferente, un ambiente completamente distinto y distante de lo que yo concia. Casi me quedé mudo, me sentí poca cosa, estaba muy emocionado casi traumado le pregunte que si el hacia todo eso. .. me respondió señalando algunos cuadros y las esculturas de troncos grandes que eran de su autoria, y otros, su colección de pintores reconosidos, tales como : Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Pedro Coronel Iran Darro Udi, Arnol Belkrin, Feliciano Béjar, Arnulfo Mendoza, Filemon Santiago, Leonardo Nierman y Jose Luis Serrano.

Después de este encuentro viaje a un pueblo en la sierra hidalguense a visitar a un amigo. Recuerdo que en los viajes de ida y regreso por esa sierra, todo lo miaraba como pintura y me transportaba a ese encuentro importante con Oscar. Al regreso de su viaje, apresuradamente fui a ver a Oscar por segunda ocacion, ya que el me dejo la posibilidad abierta. Inmediatamente le dije que yo quería ser pintor. .. como él. .. me respondió. .. esta cabrón, la vida de pintor es muy difícil, pero si quieres quieres. .. llamo a Jeane. .. oye este cabron quiere ser pintor. .. le digo que esta cabron. .. y compartió algunas dificultades de su experiencia y como pareja. Sentí miedo sin embargo el encanto era muy fuerte y dentro de mi había disposición. El termino diciendo: tienes nuestro apoyo. .. verdad Jeane? Tiempo después me regalo unos pliegos de papel para acuarela y otras técnicas; y me dijo repetidamente que me pusiera a dibujar, sin miedo de echar aperder los papeles.

Copyright 2012, Tepic, Mexico